lunes, 29 de septiembre de 2008

Lo encontré…

Por fin de regreso en el terruño después de algunos días tratando de resolver la problemática de la investigación científica en México… con una semana de exámenes por delante, la pre-defensa de mi tesis doctoral en las vísperas y un altero de ropa sucia en casa; la noticia que no gané el maratón de Elisol y con una agenda llena de juntas, reuniones de trabajo y pendientes y más pendientes, decidí sentarme en paz a buscar como usar mi nuevo ganchillo tunecino, laaaaargo y flexible.
Raverly me ayudó y aquí tienen lo que ya me imaginaba, pero no tenía bien en claro, ahora ya solo falta hacerse de unos kilitos de estambre y comenzar a tejer, la imagen las llevará a la fuente original de ésta cobija...

3 comentarios:

Elisol dijo...

Wow!!

Entonces sirve para cosas como chales y cobijas? wow?

Bueno, pues nos enseñas cuando le saques punta en los ganchos. Te dejo un abrazo!!

Liz dijo...

ceci, Como le haces para hacer tantas cosas ????? ´

A mis días siempre siempre siempre les faltan horas, creo que debo organizarme mejor jijiji.

Oye y yo quiero aprender esa tecnica también, me gusta mucho como queda, a ver si el fin me doy un tiempito, mmhh a proposito de tiempo vdd ??

En fin, espero que estes muy bien, te mando un abrazo.

Elisol dijo...

Pues sigue desconchabadito y yo medio restless. Sin tejer... bueno.... soy de lo pior y ya ando haciéndole un suéter a nuestra perrita Pecas en telar ¿ese si se puede no? jajaja.

y la mano? pues soy diestra y la desconchabadita es la izquierda, así que me dieron chance hoy de el crochet, yuhu!
Cuídate!

Tejer o no tejer...

Algunas veces me pregunto porque siento la necesidad de tener mis manos ocupadas con una labor de tejido; solo puedo responder que si no tejo con las manos, tejo ideas en mi cabeza. Si tejo con las manos consigo que alguien más disfrute lo que yo hice, si tejo con la cabeza corro el riesgo de lastimar a alguien. Lo mejor es mantener las manos ocupadas...