martes, 2 de septiembre de 2008

Tejiendo y destejiendo…

Uno más de mis vicios (que raya en la obsesión) son los libros, que conste que no dije la lectura, sin embargo uno lleva a lo otro, qué sentido tendría tener muebles ladeados por el peso de los libros si de vez en cuando no se lee algo…
Atendiendo al vicio principal, no puedo ver un libro de mi interés y dejarlo ahí, solo y triste en el aparador, aunque muchas veces el aparador es virtual y tengo que esperar días o semanas hasta que llegue.
Aquí les presento a mi nuevo inquilino, no leído pero en la lista de espera:

Con éste post quiero matar algunos pájaros de un solo tiro: AS parte de tus obsequios venían en el paquete con éste libro, así que ya solo falta poner tu regalo, pronto te llegará; amantes del tejido, lectores, amigos todos he regresa a tejer y destejer ideas, había estado muy, muy ocupada, ahora resulta que seré coautora de un capítulo en un libro editado por un grupo de investigadores y mis compañeros de proyecto han decidido que ya nos agarraron las carreras (y yo que culpa tengo… no diré más).
Regresando a mi nuevo amigo, digo libro; solo compré éste libro porque seré viciosa, pero viciosa selectiva, necesito conocer a un autor para hacerme de más de una de sus obras, por la hojeada que le dí al libro, me gusta, pero me gusto más la autora Stephanie Pearl-McPhee y yo que pensé que era obsesiva, ya encontré alguien que me la ganó…

8 comentarios:

Elisol dijo...

Ay amiga, compartimos el mismito vicio. Yo no puedo ver un libro de tejido, una buena novela o un estambre glamoroso solito. Necesariamente tengo que llevarlos a casa conmigo.

Se ve entretenido, ahí nos contarás los ouch cuando se pueda. Ojalá que saques el proyecto de tu propio libro muy pronto y todo sin algún contratiempo.

Ten una bonita semana, un abrazo!!

Cecilia dijo...

Gracias Elisol!!! es solo una publicación de divulgación (esta bien, no es asi de simple), pero solo son tirajes limitados, pero ya verás un día voy a escribir algo así como: Historia de dos agujas enamoradas... Cuando el tejido nos alcance...hmmm??? jajaja
Un abrazote!!!

Betty dijo...

hola Ceci
Pase a saludar, y veo que tienes este librito, se ve muy interesante.
Ya nos contaras.

Te dejo un abrazo.

Cecilia dijo...

Hola Betty, muchas gracias, en cuanto pueda subo les doy la reseña.
Un abrazote!!!

Liz dijo...

Cecilia que padre que vayas a participar en el libro, que sean los tirajes que sean tiene su valor y no deja de ser una experiencia buena que acumular.

Que chistoso pero creo que de alguna manera es cierto eso de que Dios las hace y ellas se juntan jijiji habemos muchas por aquí que leemos y tejemos, leemos y tejemos, leemos y tejemos y es que no hay nada mejor !!! mmhh bueno creo que exagere, pero lo que si no quiero perderme es a las agujas enamoradas así que estare muy al pendiente.

Te cuidas.

PD. Aprovecho para saludar a todas las chicas del intercambio tricolor ... esta semana sale el regalo de mi AS.

Cecilia dijo...

Hola Liz, es verdad, Dios nos cria y nosotros nos juntamos!!!
Yo amo los libro, me encanta el olor a tinta...jajaja, ya estoy planeando eso de las agujas enamoradas, jajaja
Un abrazote!!!

IzaLanita dijo...

Hola Cecilia, recibi ya tus regalos, y si el que tu fueras mi A.S. ya es un gran regalo de Dios, tu lo complementaste con tus tejidos y con tus obsequios, estos días realmente me he sentido muy apapachada y es que en el swap mexicano, me toca recibir los cuadros, así es que estoy recibiendo sorpresas casi a diario.
Eres una excelente persona y me siento muy feliz de poder compartir contigo ideas, puntadas y amistad.
¡¡¡¡¡¡¡estoy feliz!!!!!!!!!!!!!

Cecilia dijo...

Iza, es una bendiciòn conocer a personas tan buenas como tu y todo el grupo de bloggeras tejedoras.
Te mando un abrazote!!!

Tejer o no tejer...

Algunas veces me pregunto porque siento la necesidad de tener mis manos ocupadas con una labor de tejido; solo puedo responder que si no tejo con las manos, tejo ideas en mi cabeza. Si tejo con las manos consigo que alguien más disfrute lo que yo hice, si tejo con la cabeza corro el riesgo de lastimar a alguien. Lo mejor es mantener las manos ocupadas...